archivo

Archivo de la etiqueta: chamamé

 

Si usted cree que es de amor este chamamé,
se equivoca porque la idea esa nunca fue.
Y de las cosas que a mi me gustan y me hacen feliz
hoy se me antoja sólo hablar de una, la que cuento aquí

No sé qué piensa señor Ramirez de mi cantar,
tanto dar vueltas y sin ir al grano para comenzar.
Y como veo que usted no lo han invitao hasta acá,
yo se lo cuento es de una receta para hacer chipá

Con harina de mandioca una taza más o menos,
se le agrega sal, pimienta y mucho queso de rallar.
Júntelo con la ricota, ponga tanta como pueda,
porque así no se endurece y crujen los chipá.

Se le agrega un par de huevos, margarina derretida
como unos 50 gramos suficientes y a amasar.
Queda masa amarilla medio chirle y pegajosa,
pero que si usted la agarra, la puede soltar.

Luego una fuente o asadera deberá agarrar,
ponerle aceite, manteca, huevo para despegar.
Con la masa ahora va a formar bolitas toditas igual,
pero tenga en cuenta cuando las coloque que van a leudar.

Con el horno a toda marcha ponga ya las asaderas,
con cuidado que no aplaste los riquísimos chipá.
Puede abrir el horno antes de que ya esté cocinado,
porque crecen por el queso y no van a bajar.

Cuando ve que están dorados mejor dicho ya tostados,
y se ve el queso rayado se los puede retirar.
Se los come bien caliente y si es usted inteligente,
en menos que canta un tema sabe hacer chipá.
Laura Vallaco

Anuncios

 

Como decía la abuela Anselma,/ De cama adentro en la capital,/ Llega un pariente y su presencia/ Suelta en el aire un algo especial…
Primera parte: Y son paisajes o son vivencias,/ Rostros queridos o algún lugar,/ Que tu memoria que guarda ausencias,/Los vio en la infancia o en la mocedad…/ Y es que hay olores que son primarios,/ Ciertas fragancias que, sin querer,/ Despierta algo más que el olfato/ Y algo sucede bajo tu piel…
Estribillo: Como olvidar el perfume agreste/ De ese tu pelo cayéndome/ Sobre mi cara, sobre mi alma/ Sobre la herida del chamamé…/ ¡Como no hacerle caso al recuerdo/ Si es la memoria del corazón…!/ ¡Como no ser bien agradecido/ Por lo vivido y por lo que soy!
Recitado: Y de repente te invade el alma/Olor a lluvia… a niño-rupá…/ Olor a monte… bañado… aguada…/ Olor a chacra… quinta… yerbal…/ Olor a siesta… melón… sandía…/ Maní… guayaba… ñangapirí…/ Olor a patio… a mandarina…/ Cigarro de hoja… mito y jazmín…
Segunda parte: Olor a humo… a mate cocido…/ A mazamorra… clavo de olor…/ Olor a rezo… sahumerio antiguo…/ Viejo ropero… sultana en flor…/ Y es que hay fragancias que son tan nuestras,/ Ciertos perfumes de no olvidar…/ Como decía la abuela Anselma,/ Que nos devuelven la identidad.

 

Letra: Julián Zini. Música: Mario Bofill.