archivo

Archivo de la etiqueta: canción

Diez décimas quise hacer
pero se agotó la aguja,
el minutero, en su puja,
nunca deja de coser,
el tiempo, a mi parecer,
va de remiendo en remiendo,
es un hilo que, corriendo,
quiere arrimarse al futuro
donde esperando en un muro
el pasado está riendo.

 

Fernando Cabrera

Se puede escuchar acá una versión de la canción.

Anuncios

Transpiração

(Alzira Espíndola e Itamar Assumpção)

A inspiração vem de onde?

Pergunta pra mim alguém

Respondo talvez de Londres

De avião, barco, bonde

Vem com meu bem de Belém

Vem com você nesse trem

Nas entrelinhas de um livro

Na morte de um ser vivo

Nas veias de um coração

Vem de um gesto preciso

Vem de um amor, vem do riso

Vem por alguma razão

Vem pelo sim, pelo não

Vem pelo mar gaivota

Vem pelos bichos da mata

Vem lá do céu, vem do chão

Vem da medida exata

De dentro da tua carta

Vem do Azerbaijão

Vem pela transpiração

A inspiração vem de onde?

De onde?

Vem da tristeza, alegria

Do canto da cotovia

Vem do luar do sertão

Vem de uma noite fria

Vem olha só quem diria

Vem pelo raio, trovão

No beijo dessa paixão

 

Transpiración

(Alzira Espíndola e Itamar Assumpção)

¿De dónde viene la inspiración?

me pregunta alguien.

Respondo: tal vez de Londres,

en avión, barco o bondi

o con mi amor de Belén

viene con vos en el tren.

En las entrelíneas de un libro,

en la muerte de un ser vivo,

en las venas de un corazón.

Viene de un gesto preciso

De un amor, de la risa,

y por alguna razón.

Por el sí, por el no.

Viene por el mar gaviota,

por los bichos del mato

viene del cielo, del suelo,

de la medida exacta,

dentro de tu carta,

viene de Azerbaiján.

Por la transpiración

¿De dónde viene la inspiración?

De la tristeza, alegría

del canto de una alondra

o del luar del sertón.

Viene de una noche fría

Viene, mirá vos, quién diría

por el rayo, el trueno

en el beso de esa pasión.

https://www.youtube.com/watch?v=Hui8SPxir8w (versión de Goyeneche)

https://www.youtube.com/watch?v=6glSdphKZu4 (versión de Lidia Borda)

Estoy mirando mi vida
en el cristal de un charquito
y pasan mientras medito
las horas perdidas,
los sueños marchitos.
Y están tus ojos queridos
en el espejo de barro,
fantasmas de mi cigarro,
reproche y olvido,
consuelo y perdón.

Vuelven tus ojos lejanos
con el llanto de aquel día…
pensar que puse en tus manos
una culpa que era mía,
pensar que no te llamé
y me alegré
mientras estabas penando,
pensar que no te seguí
y me reí
cuando te fuiste llorando…
Y hoy que no vale mi vida
ni este pucho de cigarro
recién sé que son de barro
el desprecio y el rencor.

Así, midiendo tu pena,
noches y noches consumo,
buscando ver en el humo
del pucho que fumo
tu imagen serena.
Y al encontrarte perdida
entre cigarro y cigarro
sé que fue todo de barro,
de barro mi vida,
de barro mi amor.

não tenho medo da morte
mas sim medo de morrer
qual seria a diferença
você há de perguntar
é que a morte já é depois
que eu deixar de respirar
morrer ainda é aqui
na vida, no sol, no ar
ainda pode haver dor
ou vontade de mijar

a morte já é depois
já não haverá ninguém
como eu aqui agora
pensando sobre o além
já não haverá o além
o além já será então
não terei pé nem cabeça
nem figado, nem pulmão
como poderei ter medo
se não terei coração?

não tenho medo da morte
mas medo de morrer, sim
a morte e depois de mim
mas quem vai morrer sou eu
o derradeiro ato meu
e eu terei de estar presente
assim como um presidente
dando posse ao sucessor
terei que morrer vivendo
sabendo que já me vou

então nesse instante sim
sofrerei quem sabe um choque
um piripaque, ou um baque
um calafrio ou um toque
coisas naturais da vida
como comer, caminhar
morrer de morte matada
morrer de morte morrida
quem sabe eu sinta saudade
como em qualquer despedida.

 

Gilberto Gil

 

 

 

 

Hispano (Jorge Fandermole)
Forma de mis pensamientos,
sonar de una madre patria,
de la terrible conquista
ibérica y transatlántica
que me da el decir, me funda
con la primera palabra
hasta el adiós que suspire
cuando del mundo me vaya.

Cantando al sur del río Bravo
con entonación tan bella,
por la Cruz del Sur se ha dado
a volar hasta las estrellas,
y va dibujando el sueño
de Macondo a un Llano en llamas,
y habla el hidalgo manchego
con el Martín de la pampa.

Nunca caigas de mi boca
con palabras deshonradas
del olvido y el espanto
y la luz desanimada;
ya saldará nuestro idioma
sus dos deudas con la historia:
pedir perdón tras los mares
y aquí guardar la memoria.

Porque son tan diferentes
bogotano y rosarino,
andaluz, montevideano
y los tonos argentinos,
celebro la diferencia
y que se tensen en el habla
el candil de la periferia
y la luz metropolitana.

Y entienden mi canto en Lima,
en Santiago y en Caracas,
y todo el mundo lo entiende
desde México a Granada.
De Madrid a Buenos Aires
y de Rosario a La Habana,
si debo decir “te amo”
mi amor es en lengua hispana.

Palabra del sentimiento,
sonora lengua del alma,
madre y patria de mis hijos,
sonido de mi esperanza.

 

En el disco Fander (2014)

 

Si usted cree que es de amor este chamamé,
se equivoca porque la idea esa nunca fue.
Y de las cosas que a mi me gustan y me hacen feliz
hoy se me antoja sólo hablar de una, la que cuento aquí

No sé qué piensa señor Ramirez de mi cantar,
tanto dar vueltas y sin ir al grano para comenzar.
Y como veo que usted no lo han invitao hasta acá,
yo se lo cuento es de una receta para hacer chipá

Con harina de mandioca una taza más o menos,
se le agrega sal, pimienta y mucho queso de rallar.
Júntelo con la ricota, ponga tanta como pueda,
porque así no se endurece y crujen los chipá.

Se le agrega un par de huevos, margarina derretida
como unos 50 gramos suficientes y a amasar.
Queda masa amarilla medio chirle y pegajosa,
pero que si usted la agarra, la puede soltar.

Luego una fuente o asadera deberá agarrar,
ponerle aceite, manteca, huevo para despegar.
Con la masa ahora va a formar bolitas toditas igual,
pero tenga en cuenta cuando las coloque que van a leudar.

Con el horno a toda marcha ponga ya las asaderas,
con cuidado que no aplaste los riquísimos chipá.
Puede abrir el horno antes de que ya esté cocinado,
porque crecen por el queso y no van a bajar.

Cuando ve que están dorados mejor dicho ya tostados,
y se ve el queso rayado se los puede retirar.
Se los come bien caliente y si es usted inteligente,
en menos que canta un tema sabe hacer chipá.
Laura Vallaco

 

Como decía la abuela Anselma,/ De cama adentro en la capital,/ Llega un pariente y su presencia/ Suelta en el aire un algo especial…
Primera parte: Y son paisajes o son vivencias,/ Rostros queridos o algún lugar,/ Que tu memoria que guarda ausencias,/Los vio en la infancia o en la mocedad…/ Y es que hay olores que son primarios,/ Ciertas fragancias que, sin querer,/ Despierta algo más que el olfato/ Y algo sucede bajo tu piel…
Estribillo: Como olvidar el perfume agreste/ De ese tu pelo cayéndome/ Sobre mi cara, sobre mi alma/ Sobre la herida del chamamé…/ ¡Como no hacerle caso al recuerdo/ Si es la memoria del corazón…!/ ¡Como no ser bien agradecido/ Por lo vivido y por lo que soy!
Recitado: Y de repente te invade el alma/Olor a lluvia… a niño-rupá…/ Olor a monte… bañado… aguada…/ Olor a chacra… quinta… yerbal…/ Olor a siesta… melón… sandía…/ Maní… guayaba… ñangapirí…/ Olor a patio… a mandarina…/ Cigarro de hoja… mito y jazmín…
Segunda parte: Olor a humo… a mate cocido…/ A mazamorra… clavo de olor…/ Olor a rezo… sahumerio antiguo…/ Viejo ropero… sultana en flor…/ Y es que hay fragancias que son tan nuestras,/ Ciertos perfumes de no olvidar…/ Como decía la abuela Anselma,/ Que nos devuelven la identidad.

 

Letra: Julián Zini. Música: Mario Bofill.