Soy (Fidel Sclavo)

Soy el barco aquel, allá lejos, el pájaro que no se ve y todos los árboles.

Soy el que agujerea las medias en el dedo. El que no dejó las miguitas de pan e ignora el camino a casa. El que perdió la esperanza. El que reinventa la belleza cada vez que puede. El que sueña que empieza a volar cuando decide que el próximo paso no lo da y sigue más rápido con el envión. Y cuando quiere ver, está flotando ligero a pocos metros del suelo.

Soy el inconstante, el que se equivoca de hora y de calle, el que vive arriba, el lleno de luz, el que no pertenece a ninguna parte, el que permanece sentado, la ola que rompe antes de tiempo, el que no llega a nada, el que diseña tapas de libros que no se publicarán, el que otorga y calla, el dejado a un lado, el que será devorado por la casa.

(…)

Soy el que se abrió la mano con una piedra, el que plantó un carozo y se hizo árbol, el que aplaude bajo la lluvia, el que ve nítido en la niebla.

Soy el que encontró las mismas letras en otro lugar.

(…)

Soy el que no cierra las cortinas, el que mira por la ventana y ve el perro pasar, dos señoras que hablan, el hombre caminando apurado, las luces que cambian de color, las hojas caídas del árbol, las líneas blancas de la cebra.

Soy el que cuando no ve, inventa.

Soy el que al principio no lo pueden creer y luego olvidan. El sí como no, ahora, el dentro de un rato. El que sí por supuesto sí y mil veces sí, pero no. El inmejorable plan b. El secreto mejor guardado. El supremo oriental callado. La patria y la tumba. El no sé de dónde salió. El fóbico que se resiste. El que primero dice no y luego vemos, vamos viendo y dale, vamos, sí. El que viene de un lugar donde el himno nacional es el silencio. La estatua en la plaza es un canto rodado. Y la bandera, una rama. El eterno buscador de presencias donde aparentemente no hay nada. El que esconde perlas en la arena y dibuja retratos in absentia. El que huele la almohada de alguien que ya se fue. El que mira el hueco y no la materia. El que se va antes de que cierre la reja. El que no come torta de cumpleaños. El que mira para afuera cuando soplan las velas. El que no sale en las fotos. Yo soy el que no está.

 

Fidel Sclavo, en Yo soy el que no está (pp. 147-149)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: