Bisexualidad (Rodolfo Kusch)

Viracocha, en tanto inteligencia pura, enseñanza y magisterio divino, tenia otra característica muy importante a la cual, en cierta manera, se subordinaba. Consistía ella en que Viracocha era a la vez varón y mujer. No podía el dios evadirse de la ley de la copula. Y es que la copula engendraba el fruto y por tanto creaba la dinámica del mundo. Todo era monótono hasta que el macho poseía a la hembra y luego venia la huahua o niño a modo de fruto.
¿Por qué se unirían los sexos? Seguramente había una ley mas profunda que hacía que el mismo Viracocha fuera una consecuencia de ella. Hay restos de mitos que se
refieren al Abuelo y a la Abuela primeros que seguramente habían engendrado a Viracocha. El mismo yamqui agrego debajo del lucero de la tarde y de la mañana, las
referencias en aimara a esa probable pareja original. De cualquier modo, como Viracocha era considerado como el primero, debía contener a los dos sexos y ser entonces varón y mujer. Lo dicen los himnos: “sea varón sea mujer” (cay cari cachon cay uarmi cachon)

(…)

Por todo ello no tiene ningún reparo en colocar en su esquema el símbolo que se refería al aspecto dinámico de la esencia de Viracocha. Es el que coloca arriba del
altar (fig. 1) en forma de cuatro estrellas, tres de ellas unidas por un trazo vertical, con la leyenda “llamado orcoraca” quiere decir tres estrellas todas iguales”.

Orcoraca significa literalmente macho-vulva y simboliza por lo tanto la autocopulación de Viracocha, o sea que hace referencia directa a la dualidad del mismo, ya
que parece representar evidentemente un lingam in yonil.
Ademas en uno de los himnos que cita el yamqui, se califica a Viracocha de ulca apo o sea señor del ullu (falo) y raca (vulva), según traduce Lafone Quevedo. El yamqui
estaba convencido de que las cosas eran así y por eso agrupa la izquierda del esquema los símbolos masculinos, como el sol, el rayo, etc. y a la derecha los femeninos, como la luna, el invierno, etc. Es natural entonces que las dos zonas laterales del esquema culminen hacia arriba con el signo de la bisexualidad del dios en plena
autofecundación.

 

Representación de la cosmovisión incaica por Juan de Santa Cruz Pachacuti Yamqui Salcamayhua (1613), según una imagen en el Templo del Sol Qurikancha en Pachacutec.

KUSCH, RODOLFO. AMÉRICA PROFUNDA.

Haz clic para acceder a 109-Kusch%20Rodolfo%20-%20Obras%20Completas%20-%20Tomo%20II%20%28America%20Profunda%201-129%29.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: