Despertar la vida (Susana Milderman)

“La vida es ritmo.
El ritmo permite modificar.

Para lograr una recreación o reencuentro con nuestro origen, en el cual nos movíamos con ritmo y plasticidad, debemos practicar el ritmo que nos mueve a :
– hacer por simpatía,
– liberar aquello que no nos permitimos y es enjuiciado,
– vivificar el ritmo de cualquier afectividad que sentimos y hacer que crezca en otra dimensión para llegar al plano de los sentimientos o expresión que surgirá cuando pasemos del nivel de la dramatización de las circunstancias, al nivel de los valores absolutos o expresión.”

“Así como tenemos que abrir la tierra para sacar sus contenidos que fueron retenidos por siglos, así nosotros tenemos que abrir surcos en los plegamientos y repliegues de nuestra corporabilidad, que quedaron cerrados por falta de frecuentación entre nuestra psiquis y nuestra capacidad expresiva.
La diferencia entre la tierra y nosotros es que podemos pulsar y bucear en nuestra estructura por medio del ritmo, el cual vivificará nuestros sones, que tienen en sí una historia afectiva, haciendo que despierten y se produzca el desperezarse y elevarse de nuestra vida dormida.”

En Hacia el Equilibrio entre la Ética y la Estética

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: