Plegaria a la lluvia (Salvatore Quasimodo)

Plegaria a la lluvia

Olor bueno del cielo
sobre la hierba,
lluvia del atardecer.

Desnuda voz, te escucho:
y obtiene dulces primicias de sonido
y de refugio el corazón arado;
y me levantas mudo adolescente,
por otra vida sorprendido y por cada movimiento
de súbitas resurrecciones
que la oscuridad expresa y transfigura.

Piedad del tiempo celeste,
de su luz
de aguas suspendidas;

de nuestro corazón
de las venas abiertas
sobre la tierra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: