El son del fuego (Mario Rubén Álvarez)

El son del fuego

Es fuego la palabra
aun pequeña de cuerpo
del alma de la tierra se yergue
de las entrañas del barro vuela
crepitan sus ramas
se agigantan sus pies
sus manos, sus huesos, su cabeza
extiende su aliento
cabalga por el monte
besa los pueblos
conoce su itinerario
adquiere renombre su brillo
aquí y allá
entra
sale
chisporrotea
suma fuerza su brazo
advierte a los incautos
apaga el rescoldo del llanto
persigue las sombras
se desliza por la sangre
por sí misma camina
se siente su calor
ya madura la llama del verbo
y vuelve ceniza el silencio.

 

 

Tatapu

Ñe’ê ko tata
michî gueteri hete
yvyetégui opu’â
ñay’û rapógui oveve
hakâ opiriri
okakuaa ipy
ipo, ikangue, iñakâ
oparupi ojetepyso
ka’aguýre opoñy
táva ojaho’i
oikuaa hape
herâkuâ hendy
ápe ha pépe
oike
osê
opororo
tuichavéma ipyapy
okéva omombáy
tasê ombogue
omuña pytûmby
tuguýre osyry
ha’eñóntema oguata
oñeñandu hakukue
okakuaapáma ñe’ê rata
kirîrî ohapypáma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: