Apoteosis de lo secreto (Luis Franco)

Apoteosis de lo secreto

Ritualmente lavado de impíos temores,
yo, varón callado y ardiente,
desciendo de mi soledad para cantarte,
flor profunda de la mujer.

Divina herida que aumenta en su cuerpo lo dulce
como la picadura del pájaro en la fruta.
Forma de misterio pura
cual la del rastro del ciervo en la tierra nevada de junio,
(negro puro, de ciervo calcado en el orbe de la luna),
escondida más que el más escondido rincón del bosque
en la arrebatada y soñadora creación de la desnudez.
Dédalo de la suavidad
o espejo colgado sobre el abismo.
Vellón de refugio,
digno de enredarlo en flores como una cabellera,
augusto como la barba del hombre augusto.
Aroma turbador de su fertilidad,
total aroma inmerso como del mar o la noche.
Corazón no menos entrañable que el otro
en que duerme la hondura del ser
para su despertar en el paraíso ofrecido.

Luis Franco. Apoteosis de lo secreto.
Insurrección del poema. 1979. Ed. Colihue.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: