La llave (Raúl Carnota)

La llave

Cuando la razón se vuela,
cuando el instinto despierta,
se van abriendo caminos
ignorados y sin huella
que nos vuelven a la madre,
que parió nuestra conciencia.

El camino se hace luz
y la ciencia es solo ciencia,
vuelve el amor a su cauce,
se disipa la apariencia.

La vida ya es otra vida
que nos lleva, que nos lleva …

Paisajes de cielo abierto,
melodías que maduran.
La Salamanca se alumbra
como una blanca espesura.

La vida ya es otra vida
que en el silencio perdura.

II

El saber tiene su precio
allá, por la Salamanca.
Se cambian conocimientos
por pedacitos del alma.
Andando por esos montes
la ignorancia se acorrala.

Zupay tiende los caminos
y su ciencia es una estaca
clavada, como una astilla,
entre la mente y el alma.

El que vuelve nunca cuenta
que el conocer deja marcas.

Gozando baja la luna,
se trepa a la Salamanca
y el destino se perturba
dentro e’ las cuevas paganas.

El saber tiene su precio
allá por la Salamanca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: