Metáforas, catálogo divino. Conversaciones con el dios Bragi (J. L. Borges)

Una de las más frías aberraciones que las historias literarias registran, son las menciones enigmáticas o kenningar de la poesía de Islandia. Cundieron hacia el año 100: tiempo en que los thulir o rapsodas repetidores anónimos fueron desposeídos por los escaldos, poetas de intención personal. Es común atribuirlas a decadencia; pero ese depresivo dictamen, válido o no, corresponde a la solución del problema, no a su planteo. Bástenos reconocer por ahora que fueron el primer deliberado goce verbal de una literatura instintiva.
(…)

El tratado de Snorri se titula la Edda Prosaica. Consta de dos partes en prosa y una tercera en verso -la que inspiró sin duda el epíteto. La segunda refiere la aventura de Aegir o Hler, versadísimo en artes de hechicería, que visitó a los dioses en la fortaleza de Asgard que los mortales llaman Troya. Hacia el anochecer, Odin hizo traer unas espadas de tan bruñido acero que no se precisaba otra luz. Hler se amistó con su vecino que era el dios Bragi, ejercitado en la elocuencia y la métrica. Un vasto cuerno
de aguamiel iba de mano en mano y conversaron de poesía el hombre y el dios. Éste le fue diciendo las metáforas que se deben emplear. Ese catálogo divino está asesorándome ahora.

(…) Al compilarlo, he conocido un placer casi filatélico.

el aire:

casa de los pájaros
casa de los vientos.

flechas de mar: los arenques.

cerdo del oleaje: la ballena.

árbol de asiento: el banco.

bosque de la quijada: la barba.

la batalla:

asamblea de espadas
tempestad de espadas
encuentro de las fuentes
vuelo de lanzas
canción de lanzas
fiesta de águilas
lluvia de los escudos rojos
fiesta de vikings

el brazo:

fuerza del arco
pierna del omóplato

sacudidor del freno: el caballo.

la cabeza:

poste del yelmo
peñasco de los hombros
castillo del cuerpo

fragua del canto: la cabeza del skald

la cerveza:

ola del cuerno
marea de la copa

el cielo:

yelmo del aire
tierra de las estrellas del cielo
camino de la luna
taza de los vientos

el corazón:

manzana del pecho
dura bellota del pensamiento

el cuervo:

gaviota del odio
gaviota de las heridas
caballo de la bruja
primo del cuervo

el escudo:

tierra de la espada
luna de la nave
luna de los piratas
techo del combate
nubarrón del combate

la espada:

hielo de la pelea
vara de la ira
fuego de yelmos
dragón de la espada
roedor de yelmos
espina de la batalla
pez de la batalla
remo de la sangre
lobo de las heridas
rama de las heridas
riscos de las palabras: los dientes.

las flechas:

granizo de las cuerdas de los arcos
gansos de la batalla

el fuego:

sol de las casas
perdición de los árboles
lobo de los templos

el guerrero:

delicia de los cuervos
enrojecedor del pico del cuervo
alegrador del águila
árbol del yelmo
árbol de la espada
teñidor de espadas

el hacha:

ogra del yelmo
querido alimentador de los lobos

negro rocío del hogar: el hollín.

la horca:

árbol de lobos
caballo de madera

rocío de la pena: las lágrimas.

la lanza:

dragón de los cadáveres
serpiente del escudo

la lengua:

espada de la boca
remo de la boca

la mano:

asiento del neblí
país de los anillos de oro

el mar:

techo de la ballena
tierra del cisne
camino de las velas
campo del viking
prado de la gaviota
cadena de las islas

el muerto:

árbol de los cuervos
avena de águilas
trigo de los lobos

la nave:

lobo de las mareas
caballo del pirata
reno de los reyes del mar
patín de viking
padrillo de la ola
carro arador del mar
halcón de la ribera

los ojos:

piedras de la cara
lunas de la frente los ojos

el oro:

fuego del mar
lecho de la serpiente
resplandor de la mano
bronce de las discordias

reposo de las lanzas: la paz

el pecho:

casa del aliento
nave del corazón
base del alma
asiento de las carcajadas

la plata:

nieve de la cartera
hielo de los crisoles
rocío de la balanza

el rey:

señor de anillos
distribuidor de tesoros
distribuidor de espadas

el río:

sangre de los peñascos
tierra de las redes

la sangre:

riacho de los lobos
marea de la matanza
rocío del muerto
sudor de la guerra
cerveza de los cuervos
agua de la espada
ola de la espada

el sol:

hermana de la luna
fuego del aire

la tierra:

mar de los animales
piso de las tormentas
caballo de la neblina

señor de los corrales: el toro.

el verano:

crecimiento de hombres
animación de las víboras

el viento:

hermano del fuego
daño de los bosques
lobo de los cordajes

En Historia de la Eternidad, Jorge Luis Borges

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: