El libro del té (Okakura Kakuzo)

El invitado se aproximará silencioso hasta el santuario; y si es un samurai dejará su sable en la percha bajo el alero, ya que el recinto del té es ante todo la casa de la paz. Después se inclinará y se arrastrará hasta la habitación por una pequeña puerta de sólo tres pies de alto. A este proceder debían ajustarse todos los invitados, nobles o plebeyos por igual, cualquiera que fuese su clase, y su finalidad era inculcar humildad. Habiendo llegado a un acuerdo en el orden de precedencia mientras descansaba en el machiai, los invitados entran uno por uno sin hacer ruidos y hacen primero una reverencia al cuadro o al arreglo floral que hay sobre el tokonoma.  El anfitrión no entrará hasta que todos los invitados se hayan sentado y reine la quietud sin que nada rompa el silencio salvo el sonido del agua hirviendo en la pava de hierro. La pava canta bien, porque en el fondo de ella han sido colocadas piezas de hierro de tal manera que producen una peculiar melodía dónde se puede escuchar el eco de una catarata ensordecida por nubes, del mar lejano rompiendo contra las rocas, de un aguacero barriendo a través de un bosque de bambú, o el susurro de los pinos en alguna colina lejana.
Aún durante el día la luz del cuarto es tenue porque los aleros bajos del techo sesgado sólo admiten algunos rayos de sol. Desde el techo al piso, todos los colores son sobrios, e incluso los invitados han elegido vestimentas de colores moderados. La pátina del tiempo envuelve todo.

En El libro del té, Okakura Kakuzo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: