Cosas que crecen (Ray Bradbury)

Un paseo en una mañana de primavera es preferible a un viaje de cien kilómetros en un coche
que corre a los saltos. ¿Sabe por qué? Porque en el paseo hay aromas, cosas que crecen. Hay
tiempo de buscar y encontrar. Ya sé. Ustedes buscan ahora lo grande, y quizá tengan razón.
Pero como hombre que trabaja en un periódico debería fijarse usted en las uvas tanto como
en los melones. Usted admira los esqueletos, y yo las huellas digitales. Muchas cosas lo
aburren a usted, y yo me pregunto si no se debe a que nunca aprendió a usarlas. Si de
ustedes dependiera, emitirían una ley que aboliría todas las tareas menudas, las cosas
menudas. Se quedarían sólo con las grandes cosas, y tendrían entonces que pasarse las horas
ideando algo que hacer para no volverse locos. ¿Por qué no aprenden de la naturaleza?
Cortar el césped y arrancar zarzas puede ser un modo de vida, hijo.

 

Ray Bradbury, en El vino del estío

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: