La Casida (Richard Francis Burton)

Emprende ya tu camino con la frente serena,
no temas narrar tu humilde historia:
los susurros del viento del desierto,
el tintineo de la campana del camello.

Bástenos pensar que pueda existir la verdad;
sentémonos allá donde las rosas resplandecen;
lo cierto es que no sabe cómo puede saber
quien no sabe tampoco cómo puede ignorar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: